Festival de Barriletes Pintemos el Cielo de Rosario

Parque Scalabrini Ortiz
CENTRAL ARGENTINO 545

15 y 16 de septiembre, de 10 a 12 y de 14 a 18 hs en el Parque Scalabrini Ortiz

Pintemos el cielo de Rosario es un evento de carácter libre y gratuito que se lleva adelante en forma consecutiva desde 2001 en Parque Scalabrini Ortiz. Cada mes de septiembre desembarca en la ciudad con vuelos, demostraciones, talleres, muestras y concursos.

Edición 2018

A lo largo de las dos jornadas (sábado 15 y domingo 16) habrá talleres de construcción de barriletes (programados de 10 a 12 y de 14 a 18 hs); vuelos acrobáticos; batalla de barriletes, kitebuggy (también llamado parakart), además de muestras, desfiles y la presencia de los imponentes barriletes gigantes. Asimismo, habrá vuelos de iniciación, una propuesta para que las niñas y los niños construyan barriletes por primera vez, así como para todos aquellos que quieran remontar un barrilete.

El Laboratorio Educativo de Astrofísica y Ciencias del Espacio del Complejo Astronómico Municipal participará del Festival con la propuesta lúdica y audiovisual Jugar a ser el viento, un acercamiento a las temáticas de energías renovables, energía eólica y aprovechamiento de recursos naturales.

Barrileteros y barriletes

Este año participarán del evento las agrupaciones de barrileteros Gigantes Voladores, Contraviento, Rosario Vuela y Batoco, colectivos que se suman a Pintemos el Cielo de Rosario, pionero del encuentro. 

Batoco es la Asociación Civil Barriletes a Toda Costa que nació en Vicente López y cuenta con más de 280 miembros del país y algunos asociados internacionales. Reúne a expertos constructores de barriletes tradicionales, cometas poco convencionales y barriletes experimentales usados en estudios meteorológicos o de física y aerodinámica. Participan de este Festival desde su primera edición.

Entre las agrupaciones rosarinas que participan, Gigantes Voladores se especializa en la construcción de barriletes de grandes dimensiones, entre los que se destacan El Sapo Pepe, Kittie, La gota de agua, pulpos, El Diablo y la medusa. Son barriletes de foil inflables similares a un parapente y el tamaño de estos ejemplares alcanza los 30 mts de largo.

Contraviento se especializa en vuelo de cometas acrobáticas, destacándose en esta técnica a nivel nacional. En enero 2019 el equipo participará del campeonato Mundial de Weifang (China).

La agrupación Rosario Vuela reúne a un grupo de fanáticos barrileteros de Rosario y la zona, quienes habitualmente se reúnen en el parque Scalabrini Ortiz a volar sus cometas acrobáticos y barriletes que ellos mismo construyen. También experimentan con globos solares, turbinas de viento y elementos eólicos.

Como participación internacional, este año visitan el festival los brasileños Francisco Das Chagas Freitas y Douglas Correa Bessa. Francisco vive en Rio Grande y trabaja como soldador en una empresa naval que hace instalaciones de plataformas y gasoductos en el mar. En su tiempo libre, su destreza profesional convive con su pasión: la construcción de pipas (barriletes) para vender y para obsequiar a niños de bajos recursos de su ciudad. También participa de los combates de pipas entre barrios y las favelas. Para este festival, traerán a Rosario un dragón de más de 80 cuerpos y aproximadamente 60 metros de largo. Y participarán de los talleres de técnicas de construcción artesanal sobre pipas brasileñas con materiales originales.

Rosario, referente del vuelo de barriletes

Organizado conjuntamente por la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Cultura y Educación, y la Asociación Pintemos el Cielo, el Festival de Barriletes cuenta con una trayectoria destacada a nivel nacional e internacional. Ariel Carnevali, referente de la asociación organizadora, participó este año del Festival de Cometas de Weifang (China), considerada la capital mundial de barriletes, encuentro del que participaron 87 países.

El rosarino obtuvo una mención especial en vuelo acrobático y una distinción por mayor cantidad de kilómetros recorridos y horas de viaje. Además, donó un barrilete característico de Argentina con forma de estrella que fue certificado y catalogado para el Museo Mundial de Barriletes, único en el mundo.