Donación de sangre

Donar sangre es un acto desinteresado, que contribuye a salvar vidas y a mejorar la salud. Toda comunidad necesita de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado. Las donaciones son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

9 de cada 10 personas necesitarán recibir sangre transfundida en algún momento de su vida

No hay riesgos de adquirir infecciones por la donación ya que el material que se usa es descartable y manipulado por especialistas.

Sólo algunas personas presentan malestares luego de la donación, pero, de todos modos la recuperación es generalmente rápida y se puede retomar las tareas diarias inmediatamente.

Antes de la donación, un médico te hará una breve entrevista para determinar que la donación de sangre no pueda afectarte como donante y sea segura para el receptor.

Además de la donación de sangre, podés registrarte como posible donante de médula ósea donando una unidad de sangre. + info.

Modalidades de donación

Los interesados pueden completar el formulario de Donantes Voluntarios de Sangre o acercarse a los lugares de extracción de lunes a viernes, en los horarios de atención, habiendo desayunado normalmente, no en ayunas y con tu DNI.

Donación de sangre Tradicional

Durante la misma, que no dura más de 30 minutos, se extrae una unidad de sangre (450 ml aproximadamente) a través de uno de los brazos del donante. Esta unidad se compone de glóbulos rojos, plaquetas y plasma.

Donación de plaquetas por aféresis

La aféresis es un tipo especial de donación, mediante la cual se extrae sangre de un donante a través de un brazo, se separa en sus componentes, luego se almacena el componente deseado (en este caso plaquetas) y se restituye el resto de la sangre al donante a través de su otro brazo. El proceso de donación por aféresis dura entre 1 y 2 horas. El separador celular usa un sistema cerrado y estéril que emplea agujas desechables y equipos descartables de único uso.

Las plaquetas son las células sanguíneas más pequeñas, producidas por la médula ósea y tienen una vida media de entre 6 y 7 días.

Cada unidad de sangre (450ml) contiene sólo 50 ml de concentrado de plaquetas. Para suministrar a un paciente una cantidad suficiente de plaquetas se requieren entre 6 y 10 donaciones normales.        

Sin embargo, una donación de aféresis proveniente de un sólo donante puede suministrar la cantidad de plaquetas para una transfusión, y si es para un niño alcanza hasta 2 o 3 dosis.

En el caso de la donación de plaquetas por aféresis, se realiza bajo la estricta supervisión de personal capacitado observando al donante minuciosamente a lo largo de todo el proceso.

La donación no disminuye demasiado el número de plaquetas en el cuerpo del donante y las plaquetas donadas son reemplazadas en menos de 48 horas.

Autodonación

La autodonación es la transfusión de un paciente con su propia sangre. Esta modalidad es una alternativa cuando la persona debe someterse a una cirugía programada o de urgencia, para la cual el médico cirujano considera que necesitará transfusiones de sangre.

La sangre propia siempre es la mejor tolerada porque previene alergias, reacciones inmunológicas y febriles, entre otras.

Hay diferentes modalidades de autodonación de sangre. La más adecuada la decidirá el equipo de médicos tratantes, en el momento previo a la cirugía.

Requisitos

Se puede donar sangre cada 2 meses. Los hombres pueden hacerlo hasta 4 veces al año y las mujeres hasta 3 veces al año.

La entrevista médica toma sólo 30 minutos y la extracción de sangre, no más de 5 minutos.

No es conveniente donar sangre en ayunas. Se puede desayunar normalmente antes de donar. Y si la donación se realiza de tarde, almorzar normalmente antes.

Además, podés donar sangre si:

  • Tenés buena salud (no estar bajo tratamiento médico, no estar resfriado o enfermo, etc.)
  • Tenés entre 18 y 65 años de edad (los menores entre 16 y 18 años lo pueden hacer con autorización de los padres o tutores y los mayores de 65 años con autorización médica)
  • Pesás como mínimo 50 kg.
  • No padeciste enfermedades infectocontagiosas
  • Tenés hipertensión controlada, problemas tiroideos, problemas alérgicos sin manifestación en ese momento.
  • Tuviste hepatitis sólo antes de los 10 años de edad.
  • En caso de estar tomando alguna medicación, o si tenés dudas sobre tu salud, consultalo con el médico previo a la donación.

Temporalmente no es posible ser donante cuando:

  • Tenés gripe, fiebre, infecciones, diarrea, vómitos, estás en tratamiento odontológico o con infección dentaria al momento de la donación: podrás donar luego de 3 días de finalizado el proceso.
  • Hace menos de 1 año que recibiste gammaglobulina, te realizaste tatuajes, piercings o tratamientos de acupuntura.
  • Recibiste transfusiones de sangre, trasplantes de órganos o tejidos.
  • Estuviste bajo tratamiento médico o cirugía mayor-menor, laparoscópica o endoscópica.
  • Tuviste contacto con sangre humana o secreciones, o realizaste tareas quedando expuesto a las mismas.
  • Usaste sustancias ilegales como cocaína, inyectables u otras.
  • Tuviste relaciones sexuales con alguien infectado con los virus del VIH o hepatitis B o C, o con personas en diálisis o que reciben frecuentes transfusiones de sangre o derivados y no te cuidaste
  • Tuviste relaciones sexuales con distintas parejas o personas sin uso de preservativos.
  • Fuiste tratado por sífilis, gonorrea u otra enfermedad venérea.
  • En caso de embarazo al momento de la donación, parto o aborto: podrás donar luego de transcurridos 6 meses.
  • Si tuviste malaria o paludismo, recibiste tratamiento o viajaste a zona endémica.

En forma definitiva no es posible ser donante cuando:

  • Si padecés enfermedades cardíacas como angina de pecho, infarto, arritmias, trombosis.
  • Si tuviste o tenés convulsiones, desmayos o epilepsia.
  • Si tenes diabetes y estas en tratamiento con insulina
  • Si tuviste o tenés cáncer, o recibiste quimioterapia y/o radiaciones.
  • Si tuviste o tenés anemia severa, hemorragias o problemas de coagulación.
  • Si tenés la enfermedad de Chagas o tuviste análisis positivos para la misma.
  • Si tuviste hepatitis B o C o estuviste en contacto directo con personas con hepatitis sin cuidarte.
  • Si tenés SIDA o tuviste pruebas positivas para VIH.

Durante el proceso de selección, se puede solicitar información más detallada respecto de la aptitud para ser donante de sangre. Es preciso consultar siempre cualquier duda con el profesional que realiza la entrevista pre-donación.

Además de los requisitos generales, debés:

  • Contar con examen médico y de laboratorio específico (se realiza en el efector donde donás).
  • Ingerir, antes de la donación, puntualmente líquidos azucarados y frutas, no lácteos ni alimentos grasos.

Centros de donación

Se puede donar de lunes a viernes, en los siguientes lugares:

  • Cemar (San Luis 2020) Tel.: 4802555 int. 3203, de lunes a viernes de 8 a 12hs y jueves de 14 a 17:30hs.
  • Hospital Roque Saenz Peña (Laprida 5381) Tel.: 4809144, de lunes a viernes de 8 a 10 hs.
  • Hospital Centenario (Urquiza 3100) Tel.: 0341-4807540.
  • Hospital Provincial (Alem 1450) Tel.: 4721106.
  • Hospital de Niños Zona Norte (Av. de los Trabajadores 1331) Tel.: 4724534.

Agenda

22/10/18
Salud

Agenda

Salud Animal
11/10/18 al 23/10/18
Salud

Agenda

salud animal
17/09/18 al 02/11/18
Salud