La sostenida e indiscriminada quema de las islas del delta del Paraná es un tema que nos ocupa, nos preocupa e indigna. El delta es un patrimonio natural de la humanidad a la que la mano humana, por alguna razón, está arrasando, y ante ello la peor posición es la inacción. 

Sabemos que este “ecocidio” que pone en riesgo el futuro de miles de especies y a una vastísima fauna; de la vida y patrimonio de isleños; y del que somos testigos como ciudad, no entiende de jurisdicción ni de legislaciones en curso solamente. Y que la tan ansiada solución vendrá de la suma de las múltiples voces, acciones y manos que aporten.

Reclamamos que Entre Rios proporcione información catastral para ubicar a los propietarios de los campos donde se llevan a cabo los incendios para iniciar una acción de daño ambiental contra los poseedores o propietarios de los inmuebles. 

El 3 de marzo se realizó la denuncia penal ante la justicia federal de Entre Ríos, semanas más tarde se amplió y se aportaron coordenadas de los lugares donde se produjeron los incendios para contribuir a individualizar a sus titulares.