Usted está aquí: Inicio / Actividades de promoción y prevención / Monitoreo estratégico / Encuesta 30x7 / VI Comentarios y conclusiones

VI Comentarios y conclusiones

Comentarios


Durante el proceso de recopilación de datos para la implementación de la metodología del estudio, se evidenció la importancia del trabajo interdisciplinario, a través de la interacción con otras dependencias dedicadas a la producción y actualización de cartografía y de bases de datos. Las ventajas del trabajo conjunto con diferentes grupos disciplinarios se comprobó también en la acción directa en terreno, con los integrantes de la red de salud municipal y provincial y dependencias que acompañaron activamente el trabajo, tales como Defensa Civil, Guardia Urbana Municipal, Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (SiES).
Uno de los principales requisitos de la Encuesta “30x7” es la construcción del marco muestral de la población bajo estudio en la primera y segunda etapa de muestreo. La población está inevitablemente afectada por variables demográficas que conllevan a su variación, sea por migraciones o por mortalidad. Estos factores se constituyen en sesgos al momento de la construcción del marco muestral.
Aproximadamente la mitad de las viviendas visitadas estaban abandonadas, eran locales sin hogar o no respondieron al llamado del encuestador. Esta última opción fue la más frecuente, seguramente debido al horario en el que se realizó la actividad, coincidente con el horario laboral habitual.
Se consignó en el instructivo que los establecimientos educativos o deportivos fueran considerados también a fin de averiguar si incluían un hogar en ellos, que debía entonces ser incorporado a la encuesta. Entre los establecimientos visitados se incluyeron en el Distrito Centro 5 jardines maternales (con un total de 30 niños cohorte 2009), donde se tuvo acceso a los carnés de vacunas a través de sus fotocopias. En algunos de ellos se verificó la ausencia de ciertas vacunas, generando el interrogante de si la causa era por constituir datos desactualizados (dichos carnés son solicitados habitualmente al inicio del ciclo lectivo), o si, efectivamente, se trataba de un caso de "niño no vacunado". Algunos registros pudieron ser rescatados, pautando con el docente a cargo conseguir una nueva fotocopia actualizada; en otros casos, no pudo obtenerse esta información por diversos motivos (el niño dejo de concurrir al jardín, no fue posible consignar el dato actualizado, etc).  
A partir de la experiencia de este estudio, se observaron algunas cuestiones, tanto generales como específicas, que podrían ser optimizadas en futuras intervenciones: convocar a diferentes organizaciones (vecinales, parroquias, clubes, ONGs, etc.) a fin de lograr la más amplia participación comunitaria; modificar algunos aspectos particulares del formulario de encuesta (registrar el nombre comercial de la vacuna, con dosis aplicadas; incorporar el número de historia clínica y número de documento del niño); ampliar la capacitación de los encuestadores.
Dada la utilidad de la disponibilidad del carné de vacunación, podrían incrementarse los esfuerzos por concientizar a  la población proporcione los cuidados que requiere la documentación de vacunación.

Conclusiones

 

Los distintos aspectos analizados en el estudio permitieron avalar la viabilidad de la aplicación de la metodología seleccionada y no se encontraron mayores obstáculos que imposibiliten su implementación. El método ensayado en el presente estudio podría incorporarse a los procedimientos de rutina del ProNaCEI, como una manera de fortalecer su accionar.

El resultado final fue lograr la estimación de la proporción de niños con cobertura de vacunación completa para la edad, que fue de 75,45%. El intervalo comprendido entre 65,53% y 85,37% cubre el verdadero valor de la proporción de niños cohorte 2009 con vacunación completa en la ciudad de Rosario, con un nivel del confianza del 95%.

Los resultados permitieron confirmar un importante nivel de participación de la población involucrada y obtener una estimación de la cobertura de vacunación para la ciudad en la cohorte de interés. Además, se espera que los resultados obtenidos constituyan una herramienta válida para el diseño, planificación y gestión de futuras intervenciones de promoción de la salud a nivel local.

La implementación periódica de este tipo de encuesta cobra sentido epidemiológico, en tanto y en cuanto, conlleve una activa optimización de las tareas de promoción de salud, a fin de alcanzar un mayor nivel efectivo de prevención, con el objetivo de obtener cada vez mayores índices de cobertura de vacunación.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Acciones de Documento