Fiebre Chikungunya. Pasos a seguir frente a casos sospechosos

Generalidades

La fiebre Chikungunya es una enfermedad causada por el virus Chikungunya. Es transmitida principalmente por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, las mismas especies involucradas en la transmisión del dengue.

Los síntomas comienzan generalmente de 3 a 7 días después de la picadura del mosquito, lo más común es la aparición repentina de fiebre mayor a 38,5 grados acompañada de dolor en las articulaciones a menudo fuertes e incapacitantes. Otros síntomas que pueden aparecer son dolor muscular, cefalea, náuseas, fatiga y erupción cutánea. En la mayor parte de los casos los síntomas desaparecen en 1 a 3 semanas, sin embargo algunas personas pueden sufrir persistencia de los síntomas articulares durante meses. Las complicaciones graves son poco frecuentes y la mortalidad es muy baja. No existe un tratamiento específico, se pueden utilizar analgésicos para reducir el dolor y antitérmicos para controlar la fiebre.

La enfermedad está presente en África, Asia y en India. Sin embargo, en diciembre del 2013 se confirmaron los primeros casos de transmisión autóctona de este virus en América, específicamente en el Caribe.

Si bien en Argentina aún no se han registrado casos autóctonos de fiebre chikungunya, existen condiciones que facilitan la introducción y transmisión de esta enfermedad, como la existencia de viajeros procedentes de países endémicos y la presencia de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, sus vectores.

La rápida detección de la introducción del virus en nuestro país es fundamental para tomar las medidas de control, con el fin de evitar la diseminación de la enfermedad y su impacto en la salud de la población. Se debe notificar en forma oportuna los casos con la triada clásica de fiebre, artralgias y exantema, con el antecedente epidemiológico de viaje a áreas endémicas.

Al igual que en el caso del dengue, al no existir una vacuna efectiva, la mejor forma de prevenirla es disminuir los lugares donde se puedan criar mosquitos transmisores de dicha enfermedad. Para ello, se deben eliminar los recipientes sin utilidad que pueden acumular agua y dar vuelta, tapar o vaciar permanentemente los que sí se usan.

Definición de caso sospechoso: Todo paciente con inicio agudo de fiebre mayor a 38.5ºC y artralgias graves discapacitantes o artritis no explicada por otra condición médica, y que reside o ha visitado áreas endémicas o con transmisión confirmada del virus dentro de las dos (2) semanas previas al inicio de síntomas. 
 

Vigilancia de Síndrome febril agudo inespecífico 

Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes constituyen en el momento actual un desafío para la salud pública. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una nueva estrategia de vigilancia epidemiológica que permita, además de vigilar las enfermedades ya conocidas, detectar otras desconocidas de importancia para la salud pública nacional e internacional.

Las enfermedades que presentan un inicio clínico similar e inespecífico con fiebre, cefaleas, mialgias, erupción cutánea y ocasionalmente hemorragia, pueden corresponder a múltiples afecciones tales como leptospirosis, hantavirus, fiebre hemorrágica argentina, rickettsiosis, fiebre amarilla, dengue, fiebre chikungunya, zika, encefalitis de San Luis, fiebre del Nilo Occidental, paludismo y otras flavivirosis. Estas patologías, que tienen similitud de signos y síntomas, fisiopatología común y etiología diversa, se agruparon para su estudio bajo la denominación de Síndrome febril agudo inespecífico.

El dengue es la enfermedad viral transmitida por mosquitos con mayor presencia en América y la más sospechada en pacientes febriles. Sin embargo, la introducción de dos nuevas arbovirosis (virus de chikungunya a finales del 2013 y del virus del Zika en el 2014) y el elevado aumento en el numero de casos de fiebre amarilla en Brasil en el 2016 y 2017, ha creado un nuevo desafío para la salud pública.

Las tres arbovirosis dengue, chikungunya y zika, pueden producir un cuadro clínico muy similar, principalmente durante la fase aguda (los primeros días de la enfermedad), dificultando así el diagnóstico clínico por parte del personal de salud y por consiguiente, creando problemas para su manejo apropiado. Para más información, puede consultar: Recomendaciones de manejo y notificación de enfermedades virales transmitidas por artrópodos (arbovirus): dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla. 2016 (hacer click aquí).

Definición de caso sospechoso de Síndrome febril agudo inespecífico: todo paciente que presenta al momento de la consulta (o haya presentado en los últimos 45 días) fiebre aguda -de menos de siete (7) días de duración- mialgias o cefalea, sin afección de las vías aéreas superiores y sin etiología definida.

Investigar antecedentes epidemiológicos (viajes o contactos con personas de áreas endémicas o con circulación de arbovirosis en el momento actual).

Algoritmo utilizado para el diagnóstico diferencial del Sindrome Febril en fase de inicio: hacer click aquí
 

Pasos a seguir frente a casos sospechosos de Fiebre Chikungunya

  1. Evaluar para definir si el tipo de atención que se necesita será ambulatoria u hospitalaria y qué decisiones clínicas y terapéuticas deben ser tomadas.
  2. Aislamiento del caso mientras esté febril (período de viremia).
    Colocar repelente al paciente cada 4-6 horas, recordando que si se encuentra vestido se aplicará sobre la ropa, o bien disponer espirales o aparatos eléctricos para ahuyentar mosquitos.
    Si el paciente está internado, el aislamiento consistirá en mantener la habitación cerrada, con aire acondicionado o ventanas con mosquitero, aplicar repelente al paciente y/o disponer de aparato eléctrico o espirales.
    Si el paciente es ambulatorio, aislamiento del sospechoso y del grupo familiar a través del repelente.
  3. Notificar. Todo caso sospechoso constituye un evento de notificación obligatoria en el marco de la Ley 15465 y debe ser notificado inmediatamente al referente regional de epidemiología. Además, quienes tengan usuario habilitado, deben notificar en forma inmediata y completa al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS 2.0).
  4. Iniciar el llenado de la Ficha epidemiológica específica (FICHA DE INVESTIGACIÓN DE CASO DE SÍNDROME FEBRILES, hacer click aquí) y enviarla con la muestra de laboratorio. Los campos deben estar completos. De fundamental interés es consignar el domicilio actualizado y un teléfono de contacto.
  5. Solicitar el análisis de laboratorio correspondiente.
    Si se toma una muestra antes del 5° día se realizará metodología directa (PCR). Si resulta negativa, se requerirá una 2º muestra después del 10° día.
    Si se toma la muestra después del 10° día se realizará búsqueda de anticuerpos IgM, no requiriéndose una 2º muestra, en caso de resultar negativa.
    En caso de positividad, se procederá según la situación epidemiológica del momento.
    Enviar la muestra al laboratorio de referencia acompañada de la ficha epidemiológica.
  6. Tratamiento sintomático. Se puede indicar Paracetamol para el dolor y la fiebre.
  7. Control de foco. Incluyen visita domiciliaria con búsqueda de otros casos febriles sospechosos y acciones de bloqueo.
  8. Información adecuada a la comunidad. Las medidas preventivas se centran en la educación a la población sobre el modo de transmisión, la destrucción de potenciales criaderos, la protección de viviendas con tela mosquitera, la protección individual con repelentes en las horas claves.
     

Medidas de prevención

• Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
• Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
• Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Si fuera posible, utilice en los floreros productos alternativos en lugar de agua (geles o arena húmeda).
• Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.
• Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.E
• Evitar la exposición a los mosquitos. Se recomienda el uso de ropas de mangas largas, repelentes y mosquiteros.

 

Recomendaciones para viajeros

Hacer click aquí...

 

Acciones de Documento