Hoy
30
Septiembre
2020
  • Agendá y Compartí este evento
  • Icono de Calendario
  • Icono de Facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de WhatsApp

Rosario en Primer Plano

En la semana que Rosario cumple 168 años, el Museo de la Ciudad "Wladimir Mikielievich" invita a recorrer la muestra Rosario en Primer Plano de manera virtual.

 

El Plano de Grondona

Las circunstancias favorables en lo geopolítico convirtieron a la ciudad de Rosario en el principal puerto de la Confederación Argentina hacia mediados del siglo XIX. Más pronto que tarde esa ciudad en vertiginoso crecimiento necesitó de un nuevo ordenamiento territorial. Fue el ingeniero Nicolás Grondona la persona quien delineó con cierta mirada de futuro el nuevo escenario. Reproduciendo sus calles y sus rincones imaginó su crecimiento ganándole espacio a la pampa inmensa.

El plano trazado en 1858 supera ampliamente a la ciudad real de ese momento, proponiendo un parcelamiento a partir de lo existente. Rosario en Primer Plano interpreta los diferentes núcleos creativos y productivos de los que se nutrió la ciudad en ese momento y que posibilitaron que se constituyera en un foco de importancia de nuestro país en las vísperas del primer centenario.

En su representación enfatiza, incorporando gráficamente en imágenes: el Puerto, la Plaza, la Mensajería, el Teatro y el Mercado. Establecimientos y construcciones a los cuales seguramente consideró capaces de impulsar el crecimiento social, cultural y económico de la joven metrópoli.

Teatros

A mediados del siglo XIX las actividades sociales consistían en tertulias en casas de vecinos, reuniones en las pulperías o cafés y los festejos de fechas patrias o religiosas de las diversas colectividades asentadas en la ciudad. La construcción de los primeros teatros rosarinos —pequeños y precarios— sirvieron para que conciertos, bailes, y conferencias que allí se brindaron fueran cooperando en la formación de nuevos hábitos culturales en la población.

La importancia que los pobladores le otorgaron al teatro como espectáculo llevó a que en pocos años se incrementara la cantidad de salas construidas en Rosario. Así irán surgiendo el Teatro Nacional en 1854, el de La Esperanza en 1857, el Teatro Litoral en 1869, el de la Zarzuela en 1870, el Olimpo en 1871, La Comedia en 1894, donde en 1902 se estrena la obra “Canillita” del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, el Politeama en 1895, el Teatro Colón y La Ópera (actual El Círculo) en 1904. Por esos años un artículo en el diario "La Nación" de Buenos Aires afirmaba:"Rosario es la ciudad del interior, que más teatros ha levantado, y por la que han desfilado las más grandes figuras del arte mundial..."

Mercado

Hasta 1855 la ciudad carecía de un mercado que concentrara los alimentos para abastecer a la población. La iniciativa para construirlo le cupo a Nicasio Oroño, jefe político de la ciudad, quien promovió este proyecto promulgando una ley en octubre de ese año. Pero hubo que esperar hasta junio de 1857 para verlo inaugurado.

Se encontraba ubicado entre las calles San Martín, San Luis, San Juan y la cortada Barón de Mauá. Hasta 1876 fue conocido como Mercado de Abasto; a partir de ese año se lo denominó Mercado del Sur y desde 1904, fecha en que fue remodelado, se lo nombró Mercado Central, designación que conservó hasta el año 1960 en el que fue demolido.

Puerto

Durante el período colonial y los cuarenta años que siguieron a la Revolución de Mayo, el curso del Paraná no fue navegado más que por pequeñas barcazas, por naves españolas durante la guerra de la independencia o por la escuadra anglo-francesa que rompió el bloqueo impuesto por el gobierno de Juan Manuel de Rosas.

En 1852 una serie de decisiones políticas convertirán a Rosario en el centro de actividades económicas del interior del país. Luego de la batalla de Caseros, la Villa del Rosario es elevada al rango de ciudad por el Gral. Urquiza a través de una ley de la Confederación Argentina. Otra ley confederada establecía la apertura al comercio de las vías fluviales interiores que junto a la separación de Buenos Aires del resto de las provincias, situó a Rosario frente a la circunstancia ideal para que tenga su despertar portuario

Mensajerías

Abierto el puerto se hizo necesario un sistema regular de comunicaciones hacia el interior del país. Para darle mayor dinamismo a las comunicaciones se procedió a sustituir bueyes por caballos, coches y carros en lugar de las lentas carretas. El gobierno federal inició su política caminera reorganizando las postas y anticipando dinero para la compra de carruajes a los empresarios españoles pioneros en este emprendimiento.

Plazas

Las plazas fueron otro elemento tenido en cuenta en la traza primitiva de Rosario. En 1757 Santiago Montenegro donó parte de sus terrenos para construir la nueva iglesia y una plaza pública que se constituyó en un elemento de ordenamiento urbano de la población de la Capilla del Rosario.

La plaza 25 de Mayo ocupó el espacio en el que la ruta colonial que llegaba de Buenos Aires se aproximaba a la costa estableciendo contacto con la playa ribereña y la ranchería circundante. Delimitada por las calles Real (Buenos Aires), Comercio (Laprida), Santa Fe y Córdoba fue conocida —hasta 1852— como Plaza de Armas o Plaza Principal.

En el plano de 1858 de Grondona aparecen otras plazas que con el correr del tiempo y el crecimiento demográfico fueron fraccionadas en solares para edificar o, como el caso de la Plaza Centeno (sobre calle San Juan) y Plaza Dr. Riva (sobre calle San Luis), fueron ocupadas para ampliar el Mercado de Abasto ubicado donde se encuentra actualmente la Plaza Santiago Montenegro.

.

Del 04 de Agosto al 31 de Octubre

Todos los días

Lugar: