Uso de butaca infantil

El uso de la butaca infantil reduce 40% las muertes y 70% la posibilidad de sufrir heridas graves en niños

Los autos están diseñados para transportar adultos y no niños, por eso los niños al tener mucho menos peso, son propensos a ser fácilmente despedidos en un choque.

Los sistemas de retención infantil (SRI) conocidos como sillas o butacas para autos, son muy útiles en la prevención de lesiones accidentales en los niños. 

Características y colocación

Las butacas infantiles son sistemas de retención que se usan para transportar niños en automóviles. Existen diversos modelos y tamaños apropiados según el peso, altura y edad del niño que deba usarla.

  • La butaca infantil debe estar ubicada en el asiento trasero.
  • El dispositivo de seguridad debe estar colocado correctamente para evitar una compresión exesiva que puede provocar daños severos como fracturas, hemorragias internas o asfixia.
  • Cada menor de 10 años que viaje en el vehículo debe usar una butaca infantil correspondiente a su peso y altura. 
  • Es importante comprar la butaca en locales habilitados para poder recibir asesoramiento, como ser omercios de artículos para niños o bebés y grandes supermercados. 
  • La butaca debe estar homologada por normativa nacional e internacional y estar identificada con sello IRAM.

Sistema de retención infantil según edad y peso

  • Menores de 15 meses y hasta 13 kg: deben viajar mirando hacia atrás, hasta el peso o altura máxima que tolere el SRI.
  • Mayores de 15 meses y hasta 13 kg: viajar con el SRI, mirando hacia adelante.
  • Niños en edad escolar o que sobrepasen el tamaño del SRI: pueden viajar sujetados con el cinturón de seguridad, adaptando el asiento con un almohadón para que se ajuste al cuerpo del niño correctamente.

El sistema o dispositivo de retención infantil debe estar homologado y cumplir los requisitos establecidos en cualquiera de las siguientes normas:

  • IRAM 3680-1 3680-2 3680-3 (Argentina)
  • FMVSS213 (Estados Unidos)
  • UNECER 44/04 (Unión Europea)
  • ASmTZS 1754 (Australia y Nueva Zelanda)
  • INMETRONBR 14.400 (Brasil) 

Si bien los SRI reducen consierablemente las heridas graves y muertes en niños, es poco frecuente que los niños viajen sujetos correctamente: en Argentina el 70% de los autos no tiene sillas seguras para transportar a bebés y niños, de acuerdo al último relevamiento nacional de conducta vial del Ministerio del Interior y Transporte de la Nación, y según la Sociedad Argentina de Pediatría el 78% de las madres llevan a los bebés en sus brazos en el asiento trasero. 

Un informe de la Fundación Mapfre indica que en América Latina fallecen al año cerca de 6.500 niños menores de 14 años en siniestros de tránsito y en Argentina suman cerca de 300 por año. 

El 75% de las lesiones en menores de 10 años se produce en tronco y cabeza, zonas que quedan protegidas con el uso de SRI.  

La Ordenanza Nº 9458/2015 establece el uso obligatorio de un sistema o dispositivo de retención infantil en el asiento trasero para acompañantes menores de 10 años de edad con altura inferior a 1,5 m. Las multas por incumplimiento son de 100 y 200 UF.