Hantavirus

Se trata de una enfermedad viral transmitida por los roedores (Colilargo) a través del contacto directo con ellos, con su saliva o excretas (materia fecal, orina).

Los seres humanos resultan afectados cuando se exponen al aire, agua o alimentos contaminados con los excrementos de los ratones, al limpiar viviendas y otros recintos cerrados que han estado desocupados durante largo tiempo, o en espacios abiertos (huertas y pastizales).

Otras vías son contacto directo al tocar o ser mordidos por los roedores.

En determinadas zonas del país, la transmisión también se realiza de persona a persona.

Síntomas

Los síntomas iniciales se parecen a un estado gripal. Después de algunos días puede haber dificultad al respirar, que en algunos casos puede agravarse produciendo lo que se conoce como "síndrome cardiopulmonar por hantavirus". Si bien este sindrome es poco frecuente, si no es tratado a tiempo, puede llevar a la muerte.

  • Fiebre
  • Decaimiento
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor abdominal y diarrea
  • Agitación

Ante estas manifestaciones se recomienda consultar al servicio de salud más cercano al domicilio.

Población con mayor riesgo

Quienes han estado en contacto con roedores o sus excretas.

Prevención

La única forma de controlar la enfermedad es prevenirla, evitando el contacto con los roedores y sus excretas.

  • En el hogar, mantener prácticas higiénicas, guardar la comida, el agua y la basura en recipientes cerrados.
  • Tapar las aberturas por donde puedan entrar roedores.
  • Mantener limpios los alrededores de la vivienda (cortar el pasto, no dejar que se acumulen escombros o desperdicios).
  • Colocar huertas o leñeras a no menos de 30 m de distancia de la casa y elevadas unos 15 cm del suelo.
  • Ventilar ambientes cerrados antes de ingresar.
  • No barrer en seco o levantar polvo en lugares donde pueda haber excremento o suciedad de roedores, especialmente en galpones, graneros, silos o depósitos. Mojar el piso antes.
  • Limpiar con guantes, agua y desinfectantes líquidos.
  • No desratizar por cuenta propia, sino recurrir a servicios especializados.
  • En caso de encontrar roedores muertos, usar guantes, cubrirse la nariz y la boca, rociarlos con lavandina, ponerlos en doble bolsa y luego enterrarlos o quemarlos.
  • En caso de dormir en el exterior, examinar el sitio que se va a ocupar por si existen excretas o madrigueras. Evitar dormir cerca de apiladeros de madera o áreas de basura. Usar colchonetas a 25cm del suelo.
  • Consumir agua hervida o clorada si no es potable.
  • No llevar a la boca pasto o palitos recogidos del suelo

Consultas

Delegación de la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Rioja 801, (0341) 4721110