Usted está aquí: Inicio / Eventos transmisibles y no transmisibles / Alertas. Comunicados. Recomendaciones / Recomendaciones frente a inundaciones, intensas lluvias y anegamiento / Recomendaciones para Leptospirosis en épocas con persistencia de lluvia en la ciudad de Rosario

Recomendaciones para Leptospirosis en épocas con persistencia de lluvia en la ciudad de Rosario

Ante la persistencia de lluvia y la posibilidad de áreas anegadas en la ciudad, se recuerda al personal de salud la probable ocurrencia de casos de Leptospirosis, sobre todo en aquellas personas expuestas en zonas de riesgo.


La Leptospirosis es una enfermedad zoonótica causada por la bacteria Leptospira. Se transmite por contacto con la orina de un amplio rango de animales infectados. En áreas urbanas, los reservorios más importantes son los roedores y los perros; en áreas rurales, se suman los animales de cría (bovinos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos), además de roedores, perros y animales silvestres.
La infección es comúnmente transmitida a humanos cuando, a través de alguna lesión de piel o a través de ojos o mucosas, se toma contacto con agua que haya sido contaminada por la orina del animal infectado. Es frecuente la aparición de brotes de esta enfermedad en épocas de lluvias e inundaciones.
El periodo de incubación de esta enfermedad es generalmente de 7 a 10 días, pudiendo variar entre 4 y 40 días. Se presenta con cuadros clínicos variables: desde formas asintomáticas, a formas graves con un 20% de letalidad. Es característico el comienzo con fiebre repentina, cefalalgia, mialgias intensas, inyección de las conjuntivas. Puede acompañarse de: ictericia, insuficiencia renal, meningitis, neumonía con o sin distress respiratorio, hemorragias, uveítis y miocarditis en las formas graves.

Definición de Caso sospechoso: enfermo febril agudo, con cefalea, mialgia, en ausencia de síntomas en vías aéreas superiores, con epidemiología compatible, seguido o no de ictericia, meningitis, nefropatía, neumonía, hemorragias.


Pasos a seguir frente a casos sospechosos de leptospirosis

  1. Evaluar para definir si el tipo de atención que se necesita será ambulatoria u hospitalaria y qué decisiones clínicas y terapéuticas deben ser tomadas.
  2. Confeccionar la Ficha Epidemiológica Específica de Síndrome Febril y notificar al sistema epidemiológico de referencia. (FICHA hacer click aquí)
  3. Solicitar análisis de laboratorio correspondiente según normas vigentes. Enviar la muestra al laboratorio de referencia acompañado de la ficha epidemiológica.
  4. Control de contactos o expuestos al mismo riesgo: Investigación de los contactos en búsqueda de sintomáticos. Identificar fuente probable para localizar otros expuestos.
  5. Evaluar la posibilidad de quimioprofilaxis en personas con riesgo de contraer la enfermedad, especialmente en zonas anegadas o inundadas.. La duración de la misma dependerá de la persistencia del factor de riesgo.
    Esquemas:
    • Mayores de 12 años y adultos: única dosis semanal de 200 mg (2 comprimidos) de doxiciclina.
    • Niños entre 8 y 12 años: única dosis semanal de 100 mg (1 comprimidos) de doxiciclina.
    La doxiciclina no puede ser utilizada en embarazadas, niños menores de 8 años o pacientes portadores de nefropatías o hepatopatías.
  6. Reforzar las medidas de prevención en la comunidad. Comunicar a la población los modos de transmisión y la necesidad de evitar sumergirse en aguas probablemente contaminadas.

 

Estas recomendaciones pueden estar sugetas a modificaciones y se actualizarán en concordancia con la situación epidemiológica del momento.


Medidas de prevención

• Evitar la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurar que los niños no jueguen en charcos o barro.
• Utilizar protección adecuada (botas, guantes) en zonas de riesgo.
• Utilizar ropa protectora (botas, guantes, gafas, delantales, máscaras) durante la manipulación de animales, evitando el contacto con orina y otros líquidos corporales, y al realizar tareas de alcantarillado, drenaje, recolección de basura u otras actividades de riesgo.
• Cubrir las lesiones de la piel con ropa impermeable. Lavar y desinfectar las heridas.
• Cuando no se disponga de agua potable, clorar o hervir el agua para consumo humano y para lavar utensilios de cocina.
• Lavarse las manos antes de comer y después del contacto con animales, utilizando agua y jabón.
• Lavarse o tomar una ducha después de haber estado expuesto a salpicaduras de orina, suelo o agua contaminados.
• Para la limpieza de superficies contaminadas utilizar una solución de 1 parte de lavandina cada 9 partes de agua.
• En caso de inundaciones limpiar y desinfectar los domicilios con agua y lavandina, utilizando botas y guantes. Se debe remover el barro que pudo haber ingresado, antes de volver a habitar los mismos.
• Desmalezar la casa en un radio de 30 mts.
• Tapar orificios del hogar por donde puedan ingresar los roedores.
• Levantar cimientos de cemento en las construcciones, para impedir que los roedores hagan su madriguera en la tierra.
• Colocar la basura en recipientes con tapas ajustadas y a más de 30 cms. del piso en caso de no contar con servicio de recolección enterrarla y taparla.
• Identificación de áreas y/o suelos contaminados.
• Eliminar basura y escombros, acondicionarlos para que no se transformen en refugio de roedores.

Si la persona estuvo realizando actividades y/o trabajos de riesgo, debe concurrir precozmente a un servicio de salud en presencia de síntomas como fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares.

Acciones de Documento