Alacranismo o escorpionismo. Cómo actuar ante un picadura

Generalidades

El alacranismo o escorpionismo es el cuadro clínico, potencialmente grave y letal, que se produce por la picadura e inoculación de veneno de diferentes especies de alacranes (o escorpiones) del género Tityus. Se trata de intoxicaciones agudas que constituyen una emergencia médica para la cual se cuenta con un antídoto efectivo.

 El peligro proviene de la ponzoña que deja la picadura. El veneno es una neurotoxina que actúa sobre las terminales nerviosas periféricas del sistema nervioso simpático y parasimpático, con liberación de mediadores químicos responsables de los síntomas. Se manifiesta principalmente por el dolor en el sitio de la picadura y una gama muy amplia de signos y síntomas locales y generales, que se expresan con diferentes grados de severidad, pudiendo llevar a la muerte. Cabe aclarar que si el veneno es inoculado directamente en un vaso sanguíneo el dolor puede faltar o ser poco importante. Poco tiempo después aparecerá la sintomatología general.

 a) Síntomas locales por picadura:

• dolor, (sensación de quemadura)
• edema
• eritema localizado (enrojecimiento)
• sensación de adormecimiento o anestesia alrededor de la picadura
• contracciones musculares fibrilares
• en niños es más frecuente la excitación y el temblor generalizado acompañado de llanto o gemidos constantes.
• en ciertos casos, en la zona de la picadura, puede encontrarse “piel de gallina”.

b) Síntomas generales o sistémicos por picaduras:

• piel pálida y sudorosa
• fiebre inicial y luego hipotermia (a causa del shock)
• cefalea, vértigo, astenia con somnolencia o bien estado de agitación y delirio.
• sialorrea (aumento de la salivación), rinorrea (secreción nasal) y epífora (lágrimas), tríada de real importancia diagnóstica. La sialorrea es de aparición precoz, en casos graves puede llevar a la asfixia sobre todo en niños pequeños.
• vómitos acuosos, distensión abdominal, cólico intestinal, diarrea, relajación esfinteriana
• perturbaciones visuales, (movimientos oculares rápidos y visión borrosa)
• dolor muscular y articular (mioartralgia)
• taquipnea, taquicardia, tendencia hipertensiva en la primer etapa o bradicardia precedida o acompañada de arritmias (extrasístoles) hipotensión franca, sudoración profusa, insuficiencia cardíaca, edema pulmonar en caso de shock. Los casos severos también pueden acompañarse de convulsiones y paro cardíaco.
• disminución o ausencia de producción de orina (oligoanuria)

Existen algunos factores que modulan la severidad de la intoxicación y entre ellos se destacan la edad, (por lo general la población más afectada son los menores de edad, sin distinción de sexo); el peso, el estado nutricional, la presencia de enfermedades (como asma, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes) y la especie del alacrán, el número y lugar de picadura, (son más frecuentes en los miembros inferiores, ocurren preferentemente de noche), la cantidad de veneno inyectado y la época del año, (noches de mucho calor, así como en los días que amenaza tormenta).


Diagnostico

De fácil reconocimiento cuando se logra identificación del animal agresor. Sin embargo, aun en ausencia de este importante antecedente, el dolor local, generalmente intenso y de carácter punzante asociado a una llamativa hipersecreción salival, lagrimal, con obstrucción nasal o rinorrea, constituyen manifestaciones clínicas sospechosas de alacranismo, sobre todo cuando se comprueban en menores de corta edad.

 

Cómo actuar ante un picadura

• Es fundamental la rapidez de la consulta y el traslado al hospital de referencia para ser atendido y evaluado a la brevedad.
• Colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona. Se recomienda no realizar tratamientos caseros.
• Si en la consulta hay síntomas de gravedad el paciente recibirá suero antiescorpiónico para neutralizar la toxina. En caso de estar asintomático debe permanecer en observación por un plazo de 6 horas para evaluar potencial aparición de signo/sintomatología que requiera indicación de administración de antiveneno e internación. Los pacientes con cuadros moderados / graves deben internarse en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).
• En lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

 

Frente a eventuales picaduras, no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo y consultar rápidamente al médico.

En lo posible llevar el escorpión para ser identificado. 
 

Algoritmo Alacranismo 

  

Servicios de referencia

SERVICIO DE TOXICOLOGÍA – Hospital Provincial de Rosario

Responsable: Dra. Silvia Martínez
Dirección: Alem 1450 - CP 2000 – Rosario
Tel: (0341) 472-1111 / 155-003837 / Fax: (0341) 472-1530
E- mail: silviamartinez510@yahoo.com.ar
Tipo de asistencia que se brinda: personal y telefónica
Horario de atención: todos los días las 24 horas


TOXICOLOGÍA, ASESORAMIENTO Y SERVICIOS (T.A.S.)

Responsable: Dra. Silvia Martínez y Francisco Áphalo
Dirección: Tucumán 1544 CP 2000 – Rosario
Tel/Fax: (0341) 424-2727 /448-0077 / 425-5519 / 0800-888-8694 / 156-271888
E- mail: toxico@toxicologia-tas.com.ar
Tipo de asistencia que se brinda: personal y telefónica
Horario de atención: todos los días las 24 hs.

 

Disponibilidad de antivenenos por localidad. Provincia de Santa Fe. (hacer click aquí...)
 

Cómo reconocer a un Alacrán

El largo de un ejemplar adulto es entre 40 y 65 mm, generalmente de color amarillento o amarillo rojizo, con tres bandas oscuras longitudinales en su dorso. Los ejemplares más jóvenes son de coloración más claras. Tienen cuatro pares de patas, un par de pinzas, y un par de quelíceros (apéndice prensor).

El Tityus Trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa. Presenta una cola con aguijón y púa, pinzas alargadas y el dorso con tres rayas longitudinales oscuras.
 

Dónde se los encuentra

Es un animal de hábitos nocturnos permaneciendo ocultos durante el día en el suelo o entre las cortezas de los árboles, es frecuente encontrarlos en lugares habitados por el hombre en sitios con maderas caídas, escombros, tejas, ladrillos, (ámbito peridomiciliario), pero además los encontramos dentro de las casas en grietas de paredes, pisos, zócalos, huecos de revestimiento de maderas, en desagües que conectan con cloacas, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre la ropas y los zapatos.


Medidas de prevención y control de accidentes

En la mayoría de los casos la picadura se produce cuando una persona contacta accidentalmente con uno de ellos en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a los hogares y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal
• Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.
• Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.
• Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.
• Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.
 
Protección intradomiciliaria
• Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.
• Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras
• Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.
• Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos
• Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes
• Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.
 
En el ámbito peridomiciliario
• Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.
• Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.
• Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.
• Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)
• Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones
• Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.
 

Acciones de Documento