Leptospirosis. Pasos a seguir frente a casos sospechosos

Generalidades

La leptospirosis es una enfermedad zoonótica causada por la bacteria Leptospira. Se transmite por contacto con la orina de un amplio rango de animales infectados que contaminan el ambiente. En áreas urbanas los reservorios más importantes son los roedores y los perros; en áreas rurales se suman los animales de cría, bovinos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos, además de roedores, perros y animales silvestres.

La infección es comúnmente transmitida a humanos cuando el agua que ha sido contaminada por la orina animal se pone en contacto directo con lesiones en la piel, ojos o por las mucosas. En épocas de lluvias e inundaciones se producen con frecuencia brotes.

Su periodo de incubación es generalmente de 7 a 10 días, pudiendo variar entre 4 y 40 días. Se presenta con cuadros clínicos variables; desde formas asintomáticas a formas graves con un 20% de letalidad. Es característico el comienzo con fiebre repentina, cefalalgia, mialgias intensas, inyección de las conjuntivas. Puede estar acompañado de: ictericia, insuficiencia renal, meningitis, neumonía con o sin distres respiratorio, hemorragias, uveítis y miocarditis en las formas graves.

Definición de Caso sospechoso: enfermo febril agudo, con cefalea, mialgia, en ausencia de síntomas en vías aéreas superiores, con epidemiología compatible, seguido o no de ictericia, meningitis, nefropatía, neumonía, hemorragias.

Se consideran antecedentes epidemiológicos compatibles, en los 30 días anteriores al inicio de los síntomas, cualquiera de las siguientes actividades, consideradas como factores de riesgo:
• Actividades en ambientes urbanos y periurbanos vinculadas a recolección de residuos, clasificación de material para reciclaje, limpieza en canales o acequias, trabajo en alcantarillas, tareas de jardinería, albañiles, veterinarios o aquellas actividades que se desarrollen en contacto con ambientes contaminados con orina de roedores y/o perros u otros animales domésticos y silvestres).
• Actividades en ambientes rurales como manejo de animales domésticos (bovinos, cerdos, caballos, u otros), agricultura en áreas anegadas.
• Haber estado en zonas afectadas por inundaciones, anegadas por intensas lluvias  o catástrofes.
• Realizar actividades recreativas o deportivas que incluyan el contacto con agua de arroyos, lagunas, ríos y/o aguas estancadaes potencialmente contaminadas con orina de roedores y/o perros u otros animales domésticos o silvestres.
• Contacto con suelos o materiales húmedos (barro, escombros, basura).

Vigilancia de Síndrome febril agudo inespecífico

Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes constituyen en el momento actual un desafío para la salud pública. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una nueva estrategia de vigilancia epidemiológica que permita, además de vigilar las enfermedades ya conocidas, detectar otras desconocidas de importancia para la salud pública nacional e internacional.

Las enfermedades infecciosas que presentan un inicio clínico similar e inespecífico con fiebre, cefaleas, mialgias, erupción cutánea y ocasionalmente hemorragia, pueden corresponder a múltiples afecciones tales como leptospirosis, hantavirus, fiebre hemorrágica argentina, rickettsiosis, fiebre amarilla, dengue, fiebre chikungunya, zika, encefalitis de San Luis, fiebre del Nilo Occidental, paludismo y otras flavivirosis. Estas patologías, que tienen similitud de signos y síntomas, fisiopatología común y etiología diversa, se agruparon para su estudio bajo la denominación de Síndrome febril agudo inespecífico.

Definición de caso sospechoso de Síndrome febril agudo inespecífico: todo paciente que presenta al momento de la consulta (o haya presentado en los últimos 45 días) fiebre aguda -de menos de siete (7) días de duración- mialgias o cefalea, sin afección de las vías aéreas superiores y sin etiología definida.

Algoritmo utilizado para el diagnóstico diferencial del Sindrome Febril en fase de inicio: hacer click aquí
 

Pasos a seguir frente a casos sospechosos de leptospirosis 

  1. Evaluar para definir si el tipo de atención que se necesita será ambulatoria u hospitalaria y qué decisiones clínicas y terapéuticas deben ser tomadas.
  2. Notificar. Todo caso sospechoso constituye un evento de notificación obligatoria en el marco de la Ley 15465 y debe ser notificado inmediatamente al referente regional de epidemiología. Además, quienes tengan usuario habilitado, deben notificar en forma inmediata y completa al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS 2.0).
  3. Iniciar el llenado de la Ficha epidemiológica específica (FICHA DE INVESTIGACIÓN DE CASO DE SÍNDROME FEBRILES, hacer click aquí) y enviarla con la muestra de laboratorio. Los campos deben estar completos. De fundamental interés es consignar el domicilio actualizado y un teléfono de contacto.
  4. Solicitar los análisis de laboratorio específicos correspondientes. Deben realizarse dos extracciones, al inicio de los síntomas y a los 10 días de la primera. La segunda muestra es imprescindible para realizar el diagnóstico, ya que se evalúa seroconversión. Enviar la muestra al laboratorio de referencia acompañado de la ficha epidemiológica.
    Los métodos a utilizar dependerá del protocolo de estudio en vigencia. (Hacer click aquí).
  5. Control de contactos o expuestos al mismo riesgo: Investigación de los contactos en búsqueda de sintomáticos. Identificar fuente probable para localizar otros expuestos.
  6. Evaluar la posibilidad de quimioprofilaxis en personas con riesgo de contraer la enfermedad, especialmente en zonas anegadas o inundadas.. La duración de la misma dependerá de la persistencia del factor de riesgo.
    Esquemas:
    • De 9 a 12 años: una dosis semanal de 100 mg de doxiciclina.
    • Mayores de 12 años y adultos: una dosis semanal de 200 mg de doxiciclina.
    La doxiciclina no puede ser utilizada en embarazadas, niños menores de 9 años o pacientes portadores de nefropatías o hepatopatías.
  7. Reforzar las medidas de prevención en la comunidad. Comunicar a la población los modos de transmisión y la necesidad de evitar sumergirse en aguas probablemente contaminadas.
     

Medidas de prevención

• Evitar la inmersión en aguas estancadas potencialmente contaminadas, y procurar que los niños no jueguen en charcos o barro.
• Utilizar protección adecuada (botas, guantes) en zonas de riesgo.
• Utilizar ropa protectora (botas, guantes, gafas, delantales, máscaras) durante la manipulación de animales, evitando el contacto con orina y otros líquidos corporales, y al realizar tareas de alcantarillado, drenaje, recolección de basura u otras actividades de riesgo.
• Cubrir las lesiones de la piel con ropa impermeable. Lavar y desinfectar las heridas.
• Cuando no se disponga de agua potable, clorar o hervir el agua para consumo humano y para lavar utensilios de cocina.
• Lavarse las manos antes de comer y después del contacto con animales, utilizando agua y jabón.
• Lavarse o tomar una ducha después de haber estado expuesto a salpicaduras de orina, suelo o agua contaminados.
• Para la limpieza de superficies contaminadas utilizar una solución de 1 parte de lavandina cada 9 partes de agua.
• En caso de inundaciones limpiar y desinfectar los domicilios con agua y lavandina, utilizando botas y guantes. Se debe remover el barro que pudo haber ingresado, antes de volver a habitar los mismos.
• Desmalezar la casa en un radio de 30 mts.
• Tapar orificios del hogar por donde puedan ingresar los roedores.
• Levantar cimientos de cemento en las construcciones, para impedir que los roedores hagan su madriguera en la tierra.
• Colocar la basura en recipientes con tapas ajustadas y a más de 30 cms. del piso en caso de no contar con servicio de recolección enterrarla y taparla.
• Identificación de áreas y/o suelos contaminados.
• Eliminar basura y escombros, acondicionarlos para que no se transformen en refugio de roedores.

Si la persona estuvo realizando actividades y/o trabajos de riesgo, debe concurrir precozmente a un servicio de salud en presencia de sí­ntomas como fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares.

Acciones de Documento