La Granja de la Infancia

Ubicacion y contacto

La Granja de la Infancia

Cerrar detalle
Ver mapa
Como llego a La Granja de la Infancia

La Granja de la Infancia

PERON PRESIDENTE JUAN DOM 8000
4807848

Martes a viernes de 09:00 a 17:00 Sábado a domingo de 10:00 a 18:00 Feriados de 10:00 a 18:00 (Recorridos para grupos: pedir turno por teléfono. Entrada gral. $30, menores de 4 años, gratis.)

Un paseo en la ciudad donde llenarse de verde, correr, saltar y trepar. Un territorio de encuentro y convivencia para cultivar una poética de la calidad de vida, descubrir oficios y experiencias, pensar con las manos e imaginar lo que vendrá. Una Granja donde todo palpita, produce vida, alimenta confianza. Mundos dentro de otros mundos con animales y cascadas, música y senderos llenos de rondas, rituales y raíces.

La Granja inauguró un nuevo territorio de oficios y experiencias +info

La Granja de la Infancia abrió sus puertas en 1999. Este predio de 5 hectáreas era una planta de tratamiento de basura que fue recuperada para crear un espacio público destinado al juego, el encuentro y el aprendizaje.

Junto a El Jardín de los Niños (Parque Independencia) y La Isla de los Inventos (Corrientes y el río) constituyen el Tríptico de la Infancia, un proyecto de acción y transformación social a partir de los chicos para llegar a toda la ciudadanía.

Los espacios

Pensar con las manos 

Una galería que combina texturas, materiales, creaciones, fórmulas y aromas. Un paseo donde los oficios dejan ver sus hilos y los saberes se comparten en cada gesto. Un juego entre el oficio y la experiencia para descubrir la potencia de hacer juntos y hacer del afecto un verbo.

Este nuevo territorio ubicado en el edificio, incluye cuatro módulos de actividades y propuestas a partir de diferentes verbos.

Amasar. La magia de lo cotidiano transcurre en la calidez de una gran cocina. Con las manos en la masa hacemos el pan; amasado del derecho y del revés, de luchas, de sueños, de trabajo y sobremesas compartidas. 

Tejer. En ronda tejemos cestos, lámparas y canastos. Saberes ancestrales ruedan de una mano a otra para enseñarnos cosas de nosotros mismos.  Entre tramas y urdimbres, crece todo lo demás.

Moldear. Manos fundidas en arcilla para modelar cosas de la vida cotidiana. Cada pieza lleva en la piel las huellas de su origen, las manos que le dieron forma. Moldear para nacer, el juego infinito de crear cosas, aprendizajes y memorias.

Explorar. Saberes populares y científicos se enlazan entre aromas, pigmentos, yuyos y fórmulas. Registrar maravillas naturales e imaginar otras, revelar al sol imágenes y asombros.  Al modo de los primeros botánicos salimos a explorar con ojos nuevos.

El Paisaje

Un espacio para descubrir árboles que son casas, lomas, puentes y un laberinto cerca del estanque, escuchar el agua y la danza del cuerpo. Entre los álamos el viento baila en remolinos, el viejo bosque habla el idioma de las estaciones, un tiempo redondo que cruje en las hojas y pinta las flores.

Hacer Nacer. Vivero, huerta orgánica y jardín de mariposas. Regar, sembrar, cosechar, desmalezar y trabajar la tierra, ser parte de la naturaleza y sus sucesos.

Bosque de Papel. Un espacio donde todo se transforma. Jugar entre el adentro y el afuera, ir de la casa al bosque y volver al encuentro con otros. 

El Anfiteatro. Bajo el sol y las estrellas, un punto de encuentro, debates, música, reuniones, teatro y momentos para compartir entre chicos y grandes.