Viandas saludables para la escuela

El comienzo de las clases siempre impone una vuelta a la rutina y el desafío de que los niños tomen alguna de las cuatro comidas o un refrigerio fuera de casa sin descuidar la seguridad de los alimentos ni el equilibrio nutricional.

Al elaborar las viandas es importante tener en cuenta:

  • Una cuidadosa higiene de manos antes de comenzar a manipular los alimentos. Asimismo inculcar a los niños el hábito de lavarse las manos antes de comer.
  • Lavar minuciosamente las frutas y verduras con agua potable antes de incluirlas en las viandas.
  • Cocinar correctamente las carnes hasta que sus jugos sean de color marrón y/o no queden puntos rojos.
  • No mezclar en el mismo recipiente alimentos crudos (o para cocinar) con alimentos cocidos.
  • Trasladar las bebidas en envases plásticos aptos para tal fin (cantimploras, botellas de jugos, etc.), no reutilizar cualquier botella.
  • Conservar en la heladera hasta el momento de salir y transportar con refrigerantes para no cortar la cadena de frío, en el caso que las viandas contengan alimentos perecederos.
  • Usar recipientes aptos para microondas, si va a calentarse allí.  
  • Utilizar aderezos en sobres individuales.

En cuanto a las recomendaciones desde el punto de vista nutricional:  

  • Es bueno que las viandas incluyan integrantes de cada uno de los grupos básicos de alimentos: frutas, verduras, lácteos, carnes, cereales y agua.
  • Evitar el consumo de alimentos ricos en grasas y sodio como fiambres, hamburguesas industrializadas, salchichas, galletitas y alfajores, entre otros. Los fiambres pueden reemplazarse por pollo picado, atún o carnes magras, por ejemplo.
  • El agua es la bebida más adecuada, como alternativas se pueden incluir envases individuales de leches saborizadas o chocolatadas, o bien jugos pasteurizados 100% natural, evitando el consumo de gaseosas.
  • El pan común se puede sustituir por pan integral que posee más fibras.
  • Si de aderezos se trata, es preferible usar mostaza o ketchup, que poseen menor contenido graso. En caso de usarlos las presentaciones individuales no sólo aportan a la seguridad del alimento, sino que también limitan la ración a consumir.
  • El huevo duro es una manera práctica de incorporar proteínas de alta calidad a la alimentación de los chicos.
  • Una fruta de estación siempre debe estar presente.
  • Los sándwiches son una opción siempre atractiva para los niños, donde se pueden combinar los alimentos antes mencionados, aprovechando la ocasión para incluir vegetales como lechugas, pepinos, tomates, choclos, aros de cebolla.

En el kiosco o cantina de la escuela

Estos lugares ofrecen una amplia variedad de alimentos y bebidas. Aconsejale a tu hijo elegir entre las siguientes opciones saludables para evitar alimentos envasados con gran cantidad de conservantes, grasas y sodio:

  • Yogures
  • Licuados
  • Barras de cereal
  • Bombones de fruta
  • Flan
  • Cereales inflados
  • Gelatinas con frutas
  • Ensalada de frutas
  • Sandwiches
  • Alfajores de maicena
  • Alfajores con dulce de frutas
  • Copos de cereal
  • Aguas saborizadas

Recordá siempre lavarte las manos antes de comer y cepillarte los dientes después de cada comida.

Sobre el desayuno

El desayuno es muy importante antes de ir a la escuela porque es la primera comida del día. Pasan muchas horas desde la cena hasta la mañana siguiente y el cuerpo necesita reponer energía para disfrutar del día. Por eso no te olvides de desayunar.

Lo ideal es elegir alimentos de todos los grupos: lácteos, cereales y frutas y organizar el tiempo para poder comer antes de ir a la escuela. Si esto no es posible, llevar algo rico y saludable o elegir estos alimentos en el kiosco o cantina de la escuela.