El cáncer de mama es el más frecuente entre mujeres y es la primera causa de muerte por cáncer entre ellas. En la Argentina se registran más de 5000 muertes al año por esta enfermedad.

La detección temprana es la mejor protección, ya que la reducción esperable en la tasa de mortalidad se relaciona directamente con el diagnóstico y tratamiento oportunos realizados en los primeros estadíos de la enfermedad, lo que permite mayor sobrevida, tratamientos menos agresivos y mejor calidad de vida.

La mamografía es el método más eficaz para la detección temprana del cáncer de mama. Se recomienda que las mujeres a partir de los 50 años se realicen esta práctica junto al examen que se efectúa en la consulta anual ginecológica. Puede realizarse antes de dicha edad cuando el especialista lo considere necesario, acorde a los datos que puedan surgir en las historias clínicas o exámenes físicos.

¿Por qué es importante realizar los controles?

Los exámenes ginecológicos ayudan a detectar posibles anomalías que pueden derivar en cáncer de mama. En la actualidad, no existe forma de evitarlo, por eso la detección temprana es la mejor protección. Para ello:

  • Visitá periódicamente a tu ginecólogo/a para hacerte los controles básicos.
  • Realizate una mamografía anual a partir de los 50 años -o cuando tu médico/a lo indique.
  • Hacete el autoexamen mamario una vez al mes y recordá que éste no reemplaza la consulta médica.

El cáncer de mama diagnosticado a tiempo es curable.

Mamografía

Es una radiografía de mama que es importante que te realices anualmente a partir de los 50 años -o cuando tu médico/a comience a indicártelo. Si se presentan síntomas o antecedentes familiares de este u otros tumores es conveniente que lo hables con tu médico/a antes.

No duele, pero sí puede producir molestias ya que es necesario comprimir un poco las mamas para ver bien las glándulas. Se utiliza para detectar tempranamente si existen microcalcificaciones que reúnan determinadas características, que pueden resultar en un tumor maligno.

Es el estudio que más vidas ha salvado, ya que es el mejor método de diagnóstico para detectar tempranamente el cáncer de mama.

Tu médico/a en tu Centro de Salud te indicará que te realices una mamografía y desde allí te asignarán un turno para hacértela.

En la red de salud, se realizan más de 1000 mamografías mensuales

Ecografía mamaria

La ecografía mamaria es un estudio indoloro con el que se detecta si existen nódulos en las mamas y, de existir, si estos son líquidos o sólidos y si están vascularizados o no. Generalmente se indica en edades anteriores a la mamografía -es decir, hasta los 50 años.

Autoexamen mamario

Es muy importante porque te permite conocer la estructura normal de tus mamas y vas a poder descubrir cualquier cambio que pudiera aparecer.

Lo debés practicar una vez por mes. Hacelo siempre en la misma fecha a los 7-8 días antes o después de tu menstruación. Si ya no menstruas, elegí un día fijo y respetalo todos los meses.

Si encontrás algo que te parezca que no es normal, consultá a tu médico/a.

Los 6 pasos del autoexamen

Signos a tener en cuenta