Síntomas, población con mayor riesgo y prevención de los golpes de calor.

 

El golpe de calor afecta a personas de cualquier edad, especialmente ancianos y niños. Para evitarlos, es fundamental ingerir alimentos frescos y livianos y mantenerse hidratado. 

Síntomas

  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Temperatura corporal elevada.
  • Confusión.
  • Pérdida de conciencia.
  • Respiración y pulso débil.
  • Piel enrojecida, caliente y seca.

Ante cualquiera de estas señales, consultá al médico. No administres medicamentos antifebriles ni fricciones la piel con alcohol. 

Población con mayor riesgo

  • Menores de 5 años y más aún menores de 1 año.
  • Personas mayores.
  • Quienes padecen enfermedades crónicas, cardíacas, renales, mentales o neurológicas.
  • Niños y niñas con fiebre por otra causa o diarrea.
  • Niños y niñas obesos o desnutridos.
  • Quienes tienen la piel quemada por el sol.

Prevención

  • No tomar líquidos o comidas calientes o pesadas.
  • Mojarse el cuerpo con frecuencia.
  • Evitar el sol, más aún en horario del mediodía o a la tarde temprano.
  • Usar sombreros y protector solares.
  • Vestir ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros.
  • No consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
  • Evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes.
  • Sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.
  • Ofrecerles agua o jugos naturales a niños y niñas en forma frecuente sin esperar a que los soliciten.
  • Dar el pecho más seguido a quienes sean lactantes.
  • Nunca dejar a niños y niñas dentro de un vehículo estacionado y cerrado.
Teléfonos útiles

Sies 107 | GUM 0800 444 0909 | Pami 139