Hoy
25
Julio
2021
  • Agendá y Compartí este evento
  • Icono de Calendario
  • Icono de Facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de WhatsApp

Muestra presencial en el CEC: Entre registro y acción

Vuelve la muestra que reúne fotografía, performances, teatro, instalaciones y más. Se puede visitar a partir del 22 de julio los jueves y viernes de 17 a 20 hs. en el Centro de Expresiones Contemporáneas, por orden de llegada y con capacidad limitada por protocolos.

Entre registro y acción

Registrar con una cámara de video los “ensayos” de obra que tienen lugar en el galpón del CEC, para luego proyectar esos registros en una pantalla en ese mismo espacio. Proyección que se va modificando y ampliando con cada nuevo ensayo.

La fotografía es -por definición- registro vinculado a la memoria. Recuerdos que se actualizarían ante su contemplación. Pero, ese actualizar puede ser reencontrado desde la acción instalativa en el espacio y desde la superposición de tiempos distintos en una convergencia fotográfica. Las acciones corporales no son sólo el aquí y ahora de su ocurrencia sino la activación del registro de gestos compartidos (gestos animales, registro inconsciente de movimientos). Todas –de modos completamente diferentes– operan entre el diferir temporal del registro y la presentificación que convoca la acción.

Todas –porque seguramente ninguna de las dos afirmaciones anteriores puede ser absoluta– (des)colocan su producción entre ese actualizar que supone la acción y la desactualización que supone el registro. Todas trabajan en ese lugar indecidible entre registro y acción, es decir, entre pasado y presente.

Roberto Echen

(Curador de artes visuales del CEC y Director artístico del Museo Castagnino+Macro)

Las visitas son por orden de llegada y con capacidad limitada por protocolo.

Obras

  • Las pisadas de nuestros pasos de Emilien Buffard

Sobre la obra

Retratos en papel con bordes cincelados, emociones en rostros que el tiempo aún no había dañado, paisajes en los que varias generaciones han convivido codo con codo, sin llegar a cruzarse de alguna forma. Estos paisajes en blanco y negro en los que yo también me crie, en color. Desde el mismo lugar, ¿se escribe el mismo relato? El de los sentimientos, del vivir, del sentir. Si las campanas de la iglesia y los relojes siguen sonando el tiempo, también cuentan la efimeridad de nuestros pasos.

Representar el cuerpo en sus sentimientos es una tarea difícil. La sensación de un beso que a uno le gustaba dar en una mejilla ahuecada por las arrugas desvanece el recuerdo de la piel lisa de un retrato de juventud. En cierto modo, el cuerpo brota bajo el rocío del amanecer y florece, luego se marchita cuando los últimos rayos del sol se esconden en la noche. ¿Es lo mismo para el recuerdo? ¿Puede morir el recuerdo, o el recuerdo subsiste?

La flor es una poderosa matriz que produce aire y fruta. Es la vida. Acompaña nuestras bodas, bautismos, comidas de domingo y duelos. Empapela las paredes de las casas de nuestros antepasados. Simboliza el amor en toda su belleza y fragilidad. Preservada, la flor encarna poéticamente la memoria.

Finalmente, seguimos marchándonos. En cada desaparición, morimos un poco más. ¿Pero el recuerdo sería eterno? Si, como escribió Jorge Luis Borges, "el tiempo es la suma mecánica del pasado, del presente y del futuro"; la eternidad sería la simultaneidad de estas capas, porosas, que se comunican entre sí. Una estratificación de emociones y testimonios. Caminos infinitos que corren en todas las direcciones.

Pasos que crujen las hojas muertas y dejan atrás el murmullo de los recuerdos. Acumulados en una caja, o en los estantes de esas casas con olor a naftalina y lavanda. Que guardamos por un día transmitirlos. A veces olvidados, a veces transformados en poesía visual. Las pisadas de nuestros pasos es un proyecto vivo, en florecimiento, que reúne la imagen encontrada y la imagen de hoy, desde el mismo lugar, bajo una mirada diferente. Collages florales y temporales, archivos familiares y contemporáneos, para interrogar el tiempo, el espacio, las emociones y la huella que dejamos en la memoria.

Sobre el artista

Émilien Buffard es fotógrafo, escritor y traductor francés radicado en Rosario, Argentina. Tiene una formación superior en Gestión del Agua y en Coordinación de Proyectos de Solidaridad Internacional y Local. Luego se especializó en la traducción para Organizaciones No Gubernamentales, instituciones europeas e internacionales. En Francia, Rumania, Senegal, Canadá y Argentina, trabajó para ONGs vinculadas con las problemáticas ambientales y sociales, antes de formarse profesionalmente en la fotografía en ARGRA - Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Buenos Aires) y asistiendo a diferentes talleres artísticos.

Su trabajo se fundamenta en una fotografía documental a largo plazo, que cuestiona el tiempo, el espacio y lo humano, en una relación sensible. Se centra en el reportaje social, en un intento de captar los impulsos visibles u ocultos de un territorio y de quienes lo habitan, asociando lo científico con lo poético a través de medios de expresión tan variados como la fotografía, la escritura, el dibujo, el vídeo y la escultura. Su primer proyecto, "Los huérfanos del popó: cuentos de un lago desaparecido", ha sido objeto de varias muestras en Francia y Argentina y dio lugar a un libro en 2019, publicado por la editorial argentina Listocalisto.

Web | Instagram | Facebook


  • Teorema de los balbuceos

Dirección: Mauro Guzmán | Performers: Germán Gentile, Aimé Irupé Fehleisen y Mauro Chine | Producción ejecutiva: Sandra Majic, Aimé Irupé Fehleisen y Mauro Guzmán

Los ensayos abiertos se retomarán a partir del 29 de julio en adelante, los días jueves a las 18 hs. - con gorra virtual.

Sobre la obra

Teorema de los balbuceos es una obra que se instala en la liminalidad que existe entre la performance o arte de acción y el teatro. Esta pieza de naturaleza híbrida, fue construida a partir de un archivo de imágenes abordado desde un entrenamiento físico que sostiene a las imágenes como disparadoras de la improvisación y la dramaturgia.

Los cuerpos están sometidos a reglas conceptuales y compositivas que incluso pueden proceder de otros lenguajes no escénicos, como el digital, que los contienen y a su vez redefinen el modo de estar en escena. Son cuerpos en una constante transformación. 

La puesta en escena es un proceso dinámico de creación de espacialidades transitorias donde confluyen en el mismo horizonte la forma mutante con el gesto efímero.

Los ensayos abiertos se proponen como una posibilidad de experimentación escénica que se aproximará a manera de diferentes estadios a la puesta de la obra no necesariamente definitiva.

Sobre el artista

Mauro Guzmán nació en Rosario en 1977. Realizó estudios especializados en artes visuales, teatro y artes escénicas. Su producción articula performance, videoarte, fotografía, cine y teatro, abarcando los roles de director, escritor, técnico y performer.

Llevó adelante propuestas de gestión artística colectiva, curaduría y diseño: Cintia Link (2001), Roberto Vanguardia (2004-2005), Salón de Diseño Diario La Capital (2005-2013) y Studio Brócoli (desde 2006), entre otras. En 2017 ganó el Segundo Premio Adquisición en el XXI Premio Federico Jorge Klemm a las Artes Visuales. También este año, realizó la muestra Comerme los ojos de los otros, en la galería Herlitzka+Faria.

Fue artista residente de programas como Gasworks (2011), en Londres, Gran Bretaña, y Espai d’art contemporani de Castelló (2013), en España. Formó parte de la edición 2010-2011 de la Beca Kuitca en la Universidad Torcuato Di Tella de Buenos Aires, Argentina. Ganó el Primer Premio arteBA-Petrobras de Artes Visuales 2008 con su videoinstalación Autocine Guzmán. Fue elegido para integrar, con otros creadores de 45 países, la publicación Younger than Jesus (2009), de la editorial Phaidon y el New Museum de Nueva York.

 Actualmente dirige junto a Nicolás Mareco la galeria DESMAYO.


  • Hechuras espesas de Aimé Irupé Fehleisen

Performance/Instalación - La performance contiene imágenes que pueden afectar la sensibilidad de algunas personas.

La perfomance tendrá lugar los días viernes a las 19 hs. con gorra virtual.

Sobre la obra

Tapados símil piel, alambre tejido hexagonal, cable de acero, zapatos de tacón negros, lona negra de alta densidad, bolso de cuero marrón.

Statement de la obra

En mi producción opero desde la teatralidad y la performatividad, teniendo como soporte el cuerpo y la realización de objetos performables a partir de vestuarios y utensilios de uso cotidiano.

En las prácticas escénicas la respiración marca el tiempo y la mirada el espacio. En esta pieza, la asfixia es el tiempo y el encierro es el espacio. Ambas dimensiones se expanden a través de los movimientos que realizo desnuda bajo un cobijo confeccionado con tapados símil piel. Mi piel se fusiona con la sintética gestando una giganta que no le teme a la intemperie. Su búsqueda de eximición es impedida por el loop de sus acciones.

En una sociedad capitalista donde la industria de la salud y de la moda colaboran permanentemente en las formas de domesticación, las acciones de este cuerpo -que no entra en ningún talle único- intentan habilitar la fantasía de una avalancha monstruosa.

Sobre la artista

Aimé es performer y actriz egresada en 2011 de la Esc. Prov. de Teatro N° 3013. Desde 2016 hace clínica de obra con el artista Mauro Guzmán, desarrollando la búsqueda autoral de una performance que oscila entre la teatralidad y la instalación, lo que confluye, hasta ahora, en las obras “Barrido Nivel Dios” (2017), “Hechuras espesas” (2018) y “Pasajes celestes y Phillip Morris” (2020). En 2018 obtuvo una Beca del FNA para continuar dicha formación.

Cursó talleres con Vivi Tellas, Belén Romero Gunset, Nicanor Roses (NL), Ruth Vigueras Bravo (MX), entre otres. Fue performer de numerosas piezas entre las que se destacan “Torta de Datos” de Belén Romero Gunset, Quincena del Arte, Rosario 2019; “Young Boy Dancing Group” Galería La Toma, 2019 y “Framing Intimacy” de Nicanor Roses Marzo 2021 en Desmayo Galería. En Agosto de 2019 con Maria Terrile realizó la muestra “Símil” curada por Mauro Guzmán en Espacio Bolten II, Rosario. En noviembre de ese mismo año, participó con “Hechuras Espesas” del 1° Premio Estímulo a la Performance “Comer panceta como si fuera pescado” de la Colección Brun Cattaneo, curada por Cynthia Cohen y Zoe Di Rienzo, CABA.

Colabora desde 2019 en la cátedra optativa Posporno cuerpo y obra en deconstrucción de la Escuela de Bellas Artes y el Programa Universitario de Diversidad Sexual de la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR. Desde 2020 coordina junto con Mauro Guzmán, PDFP - Programa de Formación en Performance.


  • Cátedra posporno - Escuela de Bellas Artes UNR

Artistas: Romina Pogliani , Candela Fernández, Elizabeth Perez, Costanza Bosch, Lourdes Tomaghelli, Maria Sol Giovanini, Paloma Siemens | Profesores: Javier Gasparri, Mauro Guzmán, Didac Terre, Natalia Cocciarini, Aimé Fehleisen, Sidny Liamgot

Sobre la obra y el grupo

A fines de 2017, desde el Programa Universitario de Diversidad Sexual de la UNR se comenzó a gestionar la posibilidad de organizar un curso sobre Posporno en el marco de la carrera de Bellas Artes. La propuesta fue recibida con gran entusiasmo por parte de la dirección de la carrera, y luego de varios meses de trabajo (organización de la cátedra, perfil y objetivos del curso, elaboración del programa) se inauguraron sus clases como Materia Optativa en el año académico 2018.

El posporno, hoy, reviste de un interés y una potencia indudable como dispositivo de acción en tanto participa de las diferentes manifestaciones que elaboran perspectivas críticas de disidencia y subversión respecto de las formas sexo-genéricas normalizadoras (de los deseos, los cuerpos, las prácticas, las identidades, las experiencias, las pedagogías, etc.), y que el porno convencional o mainstream propicia desde su matriz cisheteropatriarcal.

Pero además de su filo político a propósito de lo sexo-genérico, el posporno plantea una política que interviene en el estado del arte, pues otro punto diferencial de las prácticas que se definen como posporno radica en una lógica autogestiva empoderada que busca desmarcarse de la industria pornográfica tradicional, y sus producciones dan en el blanco de los debates actuales en torno a los límites de las artes, mediante un laboratorio de registros, soportes, representaciones, formas, que problematizan la tradición moderna de categorías canónicas como obra (acabada) y estética, entre otras.

Finalmente, a veces el posporno, en tanto dispositivo, resulta un motivo para llevar la obra abierta a otra parte, y entonces cabría preguntarse cuánto de posporno tiene el arte contemporáneo sin querer (o no).

Estos son trabajos de obra de la tercera cohorte, hecha desde el culo del mundo.

Del 22 de Julio al 06 de Agosto

Jueves, Viernes

Horario:
De 17:00 a 20:00 hs


Entrada:
No se especifica


Lugar:
Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC)
PASEO DE LAS ARTES 310